miércoles, 17 de junio de 2009

Sobre el día del orgullo gay

Resulta que la semana que viene se celebra en Sevilla por primera vez el día del orgullo gay. Una caravana con más de veinte carrozas y una serie de actividades al final del recorrido completan los actos entre los que se incluyen conciertos o fórmulas de concienciación ciudadana. La actividad está recibiendo algunas críticas por parte de los sectores más tradicionales de la ciudad, que ven un gasto superfluo este acontecimiento y carente de sentido en el entorno de crisis en el que vivimos, como si cualquier gasto, visto individualmente, no fuera en vano.
Y más allá de eso, leo un titular que me asombra: "La marcha del orgullo gay pasará junto a la catedral el día 27 de junio". ¿es realmente noticia que una manifestación pase por la arteria principal de la ciudad? Este lunes pasó la del Betis justo por ahí. Espero que el periódico no insinúe que es indecoroso pasar por ahí, como si la Catedral no comenzara en sus muros y también ejerciera su moral en sus cercanías. No miren, no. La iglesia católica es para los católicos, sus iglesias y sus casas, con todos sus practicantes a los que respeto profundamente. Pero la calle es de todos, y si hay quien se tiene que aguantar con procesiones de todo tipo; otros que aguantan manifestaciones de los agricultores, de los béticos, de todo aquel que quiera, pues nos toca respetarlo. Y si quieren pasar por la Avenida...
Y aquellos que dudan de la necesidad de que un día se reivindiquen los derechos de los homosexuales no tienen más que ver los foros de debate que hablan sobre el evento en los periódicos de la ciudad. Leyendo los comentarios se ve claramente la necesidad de reivindicar respeto a la orientación sexual de cada uno.

6 comentarios:

Verònica dijo...

Que viva el orgullo gay! que viva el hetero, el homo, el trans..
que vivamos en paz nuestra sexualidad todas las personas... en España, en Amèrica, en el mundo!!!

Besos,
Vero.

Alfonso dijo...

ufff, hay tanto que hablar sobre ello... aunque yo estuve en el año 2001 en una manifestación del orgullo en Sevilla, eso sí no había carrozas, y el recorrido terminó en la alameda de Hércules. Eso sí, me prometí no volver más y de hecho no he vuelto, aquello se convirtió en un carnaval y así no hay manera de que nos tomen en serio... aunque claro, también cada cual tiene el derecho de manifestarse como le de la gana.
En cuanto al paso por la catedral, yo tengo mi propia tesis... pero me la reservo ñec ñec :)

TURISMO MARCHENA dijo...

No deberian pasar por la catedral, deberian pasar por la puerta del palacio arzobispal y hacerle alli una pitada de las grandes y decirles, salid y unios, que estais deseando, es justo y necesario jejeje

marikilla dijo...

He tenido diferentes encuentros con coleguillas de todas las tendencias homosexuales que podemos encontrar en esta Sevilla que tiene un color especial.
Mis gays de estar por casa, mis locas que piensan que tooodos los hombres tienen su parte homo ( y los cabrones no paran de demostrármelo) y mis mariquitas del PP.Porque no son un mito y los hay, y muchos.
Estos maricones del PP, me dicen que "no hay nada que celebrar".Que el dinero del Ayuntamiento no es para subvencionar este tipo de manifestaciones.
Estas locas peperas tienen sus palcos en la plaza de San Francisco, y van al rocío con la Hermandad del Rocío de Sevilla, y cantan en el coro de Triana, y son herman@s y nazaren@s del Gran Poder, Las Penas de San Vicente y El Calvario (cosa que las mujercitas heterosexuales no podemos ser, por cierto).
Total que FLI-PO con esta panda de maris de doble moral, y por eso VIVA LA FIESTA DEL ORGULLO GAY EN SEVILLA!!! Y VAMOS TODOS A PASAR POR DELANTE DE TOOODAS LAS IGLESIAS Y SANTUARIOS, AL GRITO DE: ¡¡¡Compañero unete!!!

canonigo alberico dijo...

hay tanto y tanto y tanto de que hablar sobre la tolerancia en Sevillaaa. Saludos

gallega dijo...

Con estas manifestaciones carnavalescas, ellos mismos se estan cavando su propia tumba, no representa a los que son serios, educados y sin estridencias, que viven hoy en día su sexualidad con toda libertad. y este gobierno subiendose con fines partidistas a todo lo que le suponga obtener votos subvencionando toda la carnavalada para que nos olvidemos de su ineptitud para gobernar este país en quiebra total.