martes, 13 de enero de 2009

Salmorejo, croquetas y actualidad informativa


Hemos comenzado el año llenando los periódicos y los informativos de noticias importantísimas todas. Tantas que me abruman. Que si la ola del frío, que si el caos en Barajas, que si la Guerra en Gaza, Obama apunto de entrar en la Casa Blanca... La crisis...
Cuando me golpean con tantas informaciones tan trascendentes me bloqueo y me da por pensar en estupideces. Es lo que tiene ser un poco payaso. Supongo que es un mecanismo de autoprotección ante la magnitud de los eventos que ocurren a nuestro alrededor y ante los que no podemos permanecer inmóviles. Soy como las cabras americanas, que cuando las atacan se bloquean, les entra miedo  y se desmayan.
Hoy he sufrido un colapso informativo y de pronto me que quedado en blanco un rato y, de pronto, me ha venido a la cabeza una palabra: croqueta.
Y me he puesto a pensar en croquetas.
Y luego en otras comidas preparadas que conjugan elementos diferentes.
¿A quien se le ocurrió hacer la primera croqueta? ¿Quién y cómo se inventaron?
¿Y las albóndigas?
¿Y la mahonesa?
Y para relajar el ambiente os cuento la leyenda del salmorejo. Un personaje de Estepa, mi pueblo de procedencia, conocido como José "El Lelo", la contaba con extraordinaria gracia:
En la reconquista, un grupo de cristianos había cercano a un moro en las sierras de la zona que une las provincias de Sevilla, Córdoba y Málaga. El moro se atrincheró en una cueva días y días sin querer salir a pesar de los requerimientos de los cristianos que le llamaban desde fuera:
- ¡Sal, moro! Le decían.
Pero el moro no salía. así que insistieron una y mil veces.
- ¡Sal, moro!
Y nada.
Hasta que alguien lo descalificó diciendo:
- ¡Sal, morejo!
Entonces, el moro, molesto por la afrenta salió y pudo ser capturado. Cuando los cristianos entraron en la cueva vieron que el moro se había estado alimentando todo ese tiempo con una sopa fría hecha con los condimentos que el pobre sarraceno llevaba en sus alforjas: pan, aceite, tomate... Sopa que dieron en llamar salmorejo en honor a aquel grito.
Y ahora, si quieren, vuelvan a sus realidades.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Mrs. Croquet!!!! por qué es tan croquetita???? Arango

gonzalomosquito dijo...

ayer compre todo lo necesario para preparar un salmorejo... leo tu blog y hablas de eso...me has asustado un poco...es que somos family o que?

Alfonso dijo...

joé, nunca te acostarás sin saber una cosa más; me encantan las historias éstas :)