domingo, 11 de enero de 2009

Inculta Nebrera

La diputada del PP catalán, Montserrat Nebrera es una cenutria y una inculta.
Iba a acabar mi post ahí, pero voy a explicar porqué, aunque me cuesta mucho, porque ya estoy cansado de lo mismo.
La señora Nebrera dijo ayer en un programa de la Cadena SER refiriéndose a la ministra de Fomento que "tiene un acento que parece un chiste" y le achacó "un problema de comunicación, se aturulla y se hace un lío". Y ya puesta, pues extendió la lindeza a toda Andalucía diciendo: "A veces llamó a Córdoba y oigo desde algún hotel que me contestan y no acabo de entender".
No es la primera vez que tengo que escuchar barbaridades de este tipo que, curiosamente, siempre vienen del mismo partido político, el Partido popular, que luego se pregunta porqué el PSOE lleva ganando las elecciones autonómicas desde el 82...
La incultura de la señora Nebrera es supina. La diputada seguramente debe haber viajado poco porque sino, es difícil comprender tal estupidez. No sabe que el castellano tiene múltiples acentos, tantos y tan variados que a veces son casi incomprensibles unos de otros pero que todos son correctos. Así, un gallego que hable con un fuerte acento de su tierra es complicado de entender para un andaluz, y lo mismo pasa con un pagés para un vasco, o el asturiano para un murciano... Y todos son maravillosos en su diversidad.
Pero la crítica lleva intrínseca otra que intenta colar la señora Nebrera. La de la supuesta incultura de los andaluces, un pueblo que ha tenido por cierto más presidentes del gobierno y premios novel que ninguna otra. No creo que haga falta que cite las innumerables personalidades que jalonan los años de esta tierra, pasando por Velázquez, Séneca, Adriano, Aberroes, Lorca, Picasso... y políticos de la talla de Niceto Alcalá Zamora o Felipe González.
No sólo insulta la diputada Nebrera a los ocho millones de andaluces que residen en esta tierra, también se mete con el millón que han ayudado a levantar Cataluña y que aún residen allí.
Sus compañeros del PP andaluz han corrido a descalificar las palabras de la diputada y han asegurado que no es dirigente del partido. Es verdad. Y han hecho bien. Pero el problema es que los dirigentes populares y no andaluces destilan ese regusto a desprecio por Andalucía y eso la ciudadanía lo sabe. Y se lo ponen muy difícil a Arenas.

2 comentarios:

Alfonso dijo...

Pero como he dicho por ahí, me encantan que muestren su verdadera cara. A los andaluces no se nos puede insultar de esa manera.
Nosotros le respondemos más inteligentemente. Hoy, un andaluz, es President de la Generalitat. Y posiblemente, Nebrera tampoco se entienda bien con él.

Aurora dijo...

"El sentido de la comunicación es la reacción que desencadena”, ¿tiene un problema de comunicación una persona, por tener acento andaluz?...
El insulto y el ataque, disimulados o no, son patrones diseñados para fortalecer y proteger el EGO satisfaciendo sus necesidades, y entre la clase política hay mucho.
¡Buena semana!
Aurora.