miércoles, 22 de julio de 2009

Ir y volver a casa

Haber vivido en diferentes sitios tiene múltiples ventajas. Una de ellas es que vuelves a casa yendo a muchos lugares. Ésa es el sentimiento que me embarga en estos momentos, justo antes de partir hacia EE.UU., un país que me acogió hace muchos años y me enseñó cosas que utilizo cada día para intentar ser mejor persona.
Vuelvo a mi casa americana por un triste motivo, esa tristeza se mezcla a la vez con alegría por ver de nuevo a los seres queridos, por intentar que al verme ellos, se sientan un poco mejor en estos días de sufrimiento y pesar que padecen. Si mi presencia puede aliviar, aunque sea un minuto, un ápice, el dolor de una pérdida irreparable, mi viaje habrá merecido la pena.
Intentaré contar aquí las impresiones de mi nuevo encuentro con la realidad norteamericana, aportando nuevos puntos de vista a lo que vemos desde otros países sobre asuntos que nos interesan a todos. Veremos cómo sale el experimento.
Aprovecho también el viaje para dar unas charlas en los lugares en los que estudié para explicar, seguro que torpemente, cómo me va la vida desde que me fui de Michigan. Procuraré no sonar demasiado estúpido o presuntuoso al decir que si, que logré ser periodista y que sí, que logré escribir libros... Tal y como decía que haría.
Sweet home Michigan. Back again.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Espero que tu viaje sea un reencuentro con lo mejor de tus recuerdos y que, a pesar de las razones por las que viajas, disfrutes de las gentes que quieres de por allí. Un beso supergrande y buen viaje! Lidia

Alfonso dijo...

Espero que sea para bien la visita y pase pronto lo que no sea bueno. Qué curioso, pasas de España a Estados Unidos, y por estos misterios de internet, para mí estás en el mismo sitio. En el blog :)