jueves, 7 de agosto de 2008

Hora de visualizar la prensa gratuita no diaria


Participar en un curso de la Universidad Internacional de Andalucía es un privilegio y, sinceramente, algo que no creí que me fuera a pasar este año. Pero finalmente esta semana estoy participando en uno y la verdad es que le cojo el gustillo rápido. Será por el magnífico ambiente que se respira en las aulas, la amabilidad del personal de La Rábida o las interesantísimas preguntas de los alumnos, pero lo cierto es que aun no he terminado y ya estoy pensando en cómo repetir.

Este jueves he tenido la oportunidad de dar una conferencia cuyo título decía La prensa no diaria y su gratuidad. Pero antes la profesora Margarita Antón- Crespo (no somos familia aunque hemos congeniado muy bien) ha pronunciado la suya.

Antón- Crespo ha hecho un interesantísimo estudio de los cuatro diarios gratuitos que circulan cada día en Madrid y ha hecho unas comparativas relacionadas con sus contenidos informativos y publicitarios que demuestran la variedad que hay dentro del sector y la calidad que ha logrado este tipo de prensa en poco tiempo. Da gusto ver un estudio tan exhaustivo. En la prensa gratuita, nada es gratuito. Todo está pensado, todo tiene su porqué.

En mi intervención he intentado hablar de la realidad de la prensa gratuita no diaria. La más numerosa de todas, la más antigua... y la más olvidada por los estudiosos y las agencias de publicidad.

La prensa gratuita de proximidad (conocida como los periódicos de los pueblos, o los de barrios) cumplen una indiscutible labor social, dando cobertura a hechos importantísimos para muchos ciudadanos y que no tienen cabida en el resto de medios convencionales.

Crea lectores nuevos, sobre todo en capas de la sociedad que se "estresan" ante la obligación de leer un diario en 20 minutos, pero que ante un semanal o un mensual si se sienten a gusto.

Al ser el único editor andaluz, no he querido pasar de largo la oportunidad de hablar de la realidad de la prensa gratuita en Andalucía. Una realidad que puede ser muy ilusionante si tenemos en cuenta que estamos ante una comunidad enorme demográficamente, y tener éxito puede significar "mucho" éxito; si encontramos una traducción de estos medios en la red, a través de nuevos soportes como las IPTV o las ediciones digitales; y si conseguimos hacernos visibles a través de asociaciones de editores como la AEPG que velen por los comunes intereses.

Este viernes Margarita Antón-Crespo y yo (no somos familia), tenemos una mesa redonda. Espero que los alumnos estén tan participativos como hoy y que lo pasemos igual de bien. No sé si ellos han aprendido algo de mi charla, yo de ellos y sus preguntas si.

2 comentarios:

Miguel Ángel dijo...

Fuiste con las uñitas negras???

:D

Afuña dijo...

Si, pero muy despintadas ya. Se me olvidó repasármelas. Pero nada de anillitos... ;D