lunes, 22 de septiembre de 2008

Lluvia


Al fin llegó la lluvia y ahora tenemos la excusa perfecta para vestir de gris y volver a nuestras grises vidas en nuestras grises ciudades. El agua cayendo a borbotones nos impide ver el cielo y mirar hacia arriba, podremos volver a mirar al suelo, ensimismados con nuetras bajezas y pobres pensamientos. Creemos que abrigándonos el cuerpo quizás también nos abriguemos el alma.

Y cada gota nos recuerda que el invierno siempre llega, y que las luces del verano fueron a lo peor sólo un espejismo que nos proporcionó nuestra mente, ávida de claridad frente al mundo gris en el que vivimos.

Hay una canción que habla del invierno del hombre moderno. Alzamos bosques de cemento, extraños parques, quisiera pedirle un sobrenombre, que no me estorbe... Al fin y al cabo el color gris... yo no lo elegí.

El hombre moderno, el humano moderno, mitad individuo, mitad masa, se adentra en la lluvia del otoño para reencontrase consigo mismo. Allá, en las cavernas de la civilización en la que realmente se siente cómodo. Gris y abrigado. Coherente con su vida atormentadamente torpe. Me levanto, qué frío, voy al curro, qué frío, como, qué frío, sigo currando, curro más, qué frío, me voy pa casa, qué frío, ya es de noche, qué frío, ceno algo, qué frío, un poco de tele, me atonto, no escucho, no leo, qué frío, qué sueño.

Vértigo. Que suene vértigo. Siente el vértigo. Salta por la ventana. Mira al cielo, que el agua te moje la cara, así quizás sientas que estás vivo.

5 comentarios:

laportademanolomartinez dijo...

Entre la nostalgía y los días de lluvia hay un matrimonio de conveniencia. Suelen llevarse bien, salvo cuando el trueno irrumpe en la conversación, por la excesiva cercanía, por querer entrar en la intimidad de la otra nube, o por que llorar, hasta para el cielo es un desahogo imprescindible para dejarle el hueco a la sonrisa, ese arcoiris que siempre hace de telonero de los malos momentos. Cuando te leo, me encuentro.

sonia madrid dijo...

Me gusta...Para el frío no hay nada mejor que el calentito verdad?
Beso!

gonzalomosquito dijo...

Viva el calentito!!!!
Yo la verdad es que lo echo de menos ya que por los Emiratos Arabes la verdad es que de invierno, lo que se dice invierno... cortito.

Anónimo dijo...

Me levanto, qué frío, voy al curro, qué frío, como, qué frío, sigo currando, curro más, qué frío, me voy pa casa, qué frío, ya es de noche, qué frío, ceno algo, qué frío, un poco de tele, me atonto, no escucho, no leo... acércate, acércate,primero sientes vértigo, después sosiego y calor.

Afuña dijo...

Viva el calentito
viva sentir el calor
que bien cuando es verdad
y cuando es para siempre, no sólo para un ratito
Tengo frío
Ven