domingo, 12 de octubre de 2008

Cajas que abren recuerdos


Mi madre me ha dado un ultimátum y me ha "pedido" que me lleve una cuantas cajas (siete) que conserva de cuando vivía con ella. Son cajas de apuntes de la carrera, del instituto... y del cole. Las madres son así. Creo que guardando nuestras cosas de cuando éramos pequeños nos quieren mantener así, chicos. Es una manera de retener también una época de su vida.
Pero mi madre ya está harta de chismes y ya se le ha pasado esa nostalgia. Ahora la tía pasa de mi y de mis juguetes de cuando era pequeño y quiere espacio para ella. Y hace muy bien.
Pues hoy me he puesto a abrir cajas de esas y me han asombrado mis dibujos de 3º de EGB, mis dictados de 4º... y las raíces cuadradas de no sé qué curso. Allí estaban, con mi letra, infinidad de raíces cuadradas hechas por mi y supongo que bien resueltas. Era como ver fantasmas. ¿De verdad sabía hacer yo raíces cuadradas? ¿Cuando aprendí? Y lo que es más importante ¿Cuándo las olvidé?
No pretendo hacer un post nostálgico de mi época de pequeño estudiante, ni hablar de los viejos tiempos. Simplemente me asombra la cantidad de cosas que he sabido hacer en momentos de mi vida y que hoy he olvidado. Y me da pena. Bueno, de no saber hacer raíces cuadradas no.
Pero de otras cosas si.
Y en la caja había alguna de ellas.
Y sólo he abierto una.
Quedan seis.
¿Qué habrá en el resto?

3 comentarios:

LatitadeAlmendras dijo...

A mi también me pasó, de encontrarme con un cuaderno mío del cole con raíces cuadradas. Intenté descifrar cómo se hacían, pero no había manera...¿cuál es la utilidad de enseñarnos a hacer raíces cuadradas?

Anónimo dijo...

Chiquillos no menospreciemos a las raices cuadradas pobrecillas, todo lo que sea aprender ciencia bienvenido sea.
¿no os parece mejor haberos olvidado de lo que os daban en las clases de religión?
Eso sí que era chungo.A mi me obligaron a aprenderme no se qué del "credo" (puede ser eso) era increible porque era una retaíla que un niño era capaz de entender, y que cualquier adulto con dos dedos de frente, por mucho que me quisieran hacer ver, era incapaz de CREER!!!.
Me alegro muchísimo de que se me olvidaran esas cosas.

Afuña dijo...

Ver tu propia letra escrita con cosas que no recuerdas haber hecho es un poco paranoico. Da igual que sean raíces cuadradas o poemas de amor. Lo raro es que ése o ésa eras tu. Y no te recuerdas.