jueves, 3 de enero de 2013

Los Queipo de Llano renuevan su marquesado sin que el Gobierno pueda hacer nada para impedirlo

El Gobierno ha aclarado al coordinador federal de Izquierda Unida (IU) y presidente de la Izquierda Plural en el Congreso, Cayo Lara, que renovar el título del Marquesado de Queipo de Llano , expedido por el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, el pasado 17 de julio, no supone reconocer al general golpista Gonzalo Queipo de Llano.
Esta es la respuesta que el Ejecutivo ha dado a Lara después de que éste se hiciera eco de la denuncia que la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica realizó el pasado verano, después de que el Boletín Oficial del Estado comunicara la decisión del Ministerio de Justicia de renovar el título de marqués al nieto del citado militar tras el fallecimiento de su hijo.
En el texto el Gobierno de Mariano Rajoy precisa que el Departamento que dirige Gallardón ha procedido a reconocer la sucesión del mencionado título, que en su día otorgó el dictador Francisco Franco, al no existir imperativo legal alguno que lo impida.
Es más que seguro que el Gobierno está en lo cierto y sin haber imperativo legal que impida dicha sucesión se puede hacer poco. Pero hay dos reflexiones que me vienen a la cabeza al ver cómo se han sucedido los acontecimientos en un asunto que, sin ser relevante con la que está cayendo, si que podría haberse arreglado de otra manera.
Hace años se aprobó una ley de memoria histórica que, para algunos se quedaba corta, para otros era un ataque y para muchos, era lo que se podía hacer y que no se había hecho antes. Quizás este asunto se le escapó a esta ley y fue entonces cuando se deberían haber regulado los honores ganados en la Guerra Civil y su posible devolución, si procedía, al Estado. Entonces si habría imperativo legal.
Y la otra para el señor ministro Gallardón. El año tiene 365 días y si nos pilla desprendidos hasta 366. De todos ellos, ¿hay que expedir la renovación del marquesado de Queipo de Llano el 17 de julio? Si lo hace queriendo es una exaltación franquista en toda regla, si lo ha hecho sin querer que despida a los zoquetes que le pasan las cosas a firma porque no hace falta.
 

2 comentarios:

Banderías dijo...

Le ruego esté pendiente del blog que le escribe. Pronto tendrá noticia relacionada con su entrada. Saludos.

Afuña dijo...

Estaré pendiente. Si eres tan amable me mandas el enlace.
Un abrazo